¿Quieres conocer cuál es la estructura financiera y económica de tu empresa?

¿Quieres comparar varios ejercicios y ver su evolución en el tiempo?

¿O quizá compararla con otras empresas del mismo sector?

Para ello lo mejor es recurrir al BALANCE DE SITUACIÓN.

 

  • ¿Qué encontramos dentro del balance de situación?
    • En primer lugar, en qué tienes invertido los recursos financieros, cuánto es a largo y a corto plazo, de qué efectivo puedes disponer, etc. Todo ello mirando rápidamente en el ACTIVO del balance.
  • ¿Quieres conocer cómo estás financiando la inversión?
    • Para ello recurriremos al PASIVO, es decir, obligaciones con terceros, y al PATRIMONIO NETO donde verás las aportaciones de los socios.

1. Balance de situación

aCTIVO (2)

¿Qué elementos patrimoniales conforman el Balance?

  1. Activo
  2. Pasivo
  3. Patrimonio Neto

Siempre debemos recordar que grandes grupos de elementos patrimoniales deben cumplir una igualdad, que es:

aCTIVO (1)

De manera más visual…

aCTIVO

En los siguientes apartados se explicará más detalladamente cada uno de los componentes del Balance de situación.


2. Activo

aCTIVO (3)

Dentro del activo hay que distinguir Activos Corrientes (AC)  y Activos No Corrientes (ANC). ¿A qué se refiere esta clasificación? A la permanencia de estos activos en la empresa. Mientras los activos corrientes permanecen en la empresa un plazo igual o inferior a un año, los activos no corrientes lo harán durante un plazo mayor.

Activos Corrientes (AC):

  • Vinculados al ciclo normal de explotación, es decir, la empresa espera vender, consumir o realizar en el transcurso del mismo.
  • Estará compuesto de aquellos activos cuyo vencimiento, enajenación o realización se espera que se produzca a corto plazo (inferior al año).
  • También se le conoce como Activo Circulante.

 

Activos No Corrientes (ANC):

  • Permanecen en la empresa más de un año, largo plazo.
  • No se compran con intención de venderlos, sino para desarrollar la actividad de la empresa.
  • Una característica muy importante es que se amortizan.
  • Al activo no corriente también se le conoce como inmovilizado.

3. Pasivo

aCTIVO (4)
  • El uso de estos recursos ajenos supone la obligación de tener que devolverlos y entraña un coste que la empresa debe asumir.
  • Tal como se observa en la estructura del balance, el pasivo representa las fuentes de financiación de la empresa, por lo que es su estructura financiera.

 

El pasivo, del mismo modo que el activo, se clasifica en:

Pasivo corriente:

  • Obligaciones cuyo vencimiento se espera que se produzca en el corto plazo, es decir, en el plazo máximo de un año, a partir de la fecha de cierre del ejercicio.
  • Son las obligaciones vinculadas al ciclo normal de explotación que la empresa espera liquidar en su transcurso.
  • Importante: controlar las obligaciones de la empresa a corto plazo ya que exigirán una disponibilidad de efectivo para devolverlas o pagarlas. Si no se controla puede que la empresa tenga que declarar suspensión de pagos al no tener disponible para hacer frente a las obligaciones a corto plazo.

 

Pasivo no corriente:

  • Formado por deudas que duran más de un ejercicio económico, es decir, a largo plazo, superiores al año.

4. Patrimonio Neto

aCTIVO (5)
  • Forman parte del patrimonio neto: Capital, Reservas y Resultado del ejercicio. También lo son las subvenciones, donaciones y legados recibidos que no haya que devolver.
  • El PN no es exigible. Los socios no pueden reclamarlo. La financiación que aporta se verá compensada por la retribución procedente del reparto de beneficios.
  • El balance presenta el PN encima del pasivo no corriente ya que se sigue el criterio de menor exigibilidad.