“Los ratios de rentabilidad corresponden a un conjunto de indicadores financieros y económicos que buscan determinar si la empresa es o no rentable”

Captura_de_pantalla_2021-04-12_a_las_11.46.53-removebg-preview

El ratio de rotación de activos mide el valor de las ventas o ingresos de una empresa en relación al valor de sus activos. Se puede utilizar como indicador de eficiencia con la que la empresa está utilizando sus activos para generar ingresos.

Cuanto mayor sea la tasa de rotación de activos, más eficiente será una empresa para generar ingresos de sus activos. Por el contrario, si una empresa tiene una tasa baja de rotación de activos, indica que no está utilizando eficientemente sus activos para generar ventas

Captura_de_pantalla_2021-04-12_a_las_11.47.10-removebg-preview

Rentabilidad Financiera, retorno sobre el equity o ROE (Return On Equity, en inglés) es un indicador de rentabilidad que mide la relación entre el beneficio neto de una compañía y sus fondos propios. Es decir, se trata de un ratio que mide la rentabilidad obtenida por la empresa sobre sus recursos propios. La media del mercado americano es del 14%

Cuando analizamos una compañía, el ROE es uno de los principales parámetros que debemos tener en cuenta. También es uno de los indicadores más relevantes para los inversores, ya que lo que estamos viendo es la capacidad de la sociedad para generar beneficio para sus accionistas

La teoría dice que este ratio debería ser superior a la rentabilidad que podría obtenerse en una inversión libre de riesgo, o dicho de otra manera, la rentabilidad mínima que exige el accionista para invertir en el negocio. Por ejemplo, podríamos usar como referencia los Bonos del Estado.

Cuanto mayor sea el ROE, mayor será la rentabilidad que una compañía puede generar en relación con los recursos propios que emplea para financiarse

Captura_de_pantalla_2021-04-12_a_las_11.47.22-removebg-preview

Rentabilidad económica, retorno sobre los activos o ROA (Return On Assets, en inglés) es un indicador de rentabilidad que nos indica la relación entre el beneficio logrado de un periodo de tiempo y los activos totales de una empresa (independientemente de como se financie). Se utiliza para medir la eficiencia de los activos totales de la misma independientemente de las fuentes de financiación utilizadas y de la carga fiscal del país en el que la empresa desarrolla su actividad. También denominado (con algunos matices) rentabilidad sobre las inversiones, Return On Investments ROI.

¿ROE O ROA? El ROE tiene un gran déficit, ya que pasa por alto el endeudamiento de la empresa, mientras que el ROA se centra en la rentabilidad de los activos de la empresa, sin tener en cuenta las fuentes de financiación de los mismos.

La situación idónea es calcular ambos ratios para comparar la situación real de la empresas y con sus comparables en el mismo sector. La diferencia que existe entre ambos ratios se denomina apalancamiento:

Apalancamiento Positivo, cuando el ROE > ROA, es decir, interesa endeudarse desde la perspectiva de la rentabilidad financiera; el endeudamiento beneficia a los propietarios y tiene un efecto positivo en la rentabilidad

Apalancamiento Nulo, es el estado “ideal”, ya que no existe deuda de la empresa y todos los activos se financian con FFPP

Apalancamiento Negativo, ROE < ROA, no interesa endeudarse desde una perspectiva de rentabilidad financiera; el endeudamiento perjudica a los propietarios

Captura_de_pantalla_2021-04-12_a_las_11.47.31-removebg-preview

Return On Invested Capital (ROIC) o Retorno Sobre el Capital Invertido mide la rentabilidad que obtiene cada euro que la empresa ha invertido en su propio negocio.

Es un excelente complemento para los ratios de rentabilidad ROE y ROA

Desgranando la fórmula:

NOPAT = EBIT * (1 – tasa de impuestos)

Capital empleado = FFPP + Pasivo Circulante + Pasivo No Circulante o FFPP + Deuda Neta

Se podría realizar otros ajustes como provisiones por dudoso cobro, depreciaciones…

Es un ratio que pone en relación los beneficios generados (cuenta pyg) con los activos de la empresa (balance). Es uno de los ratios que se utilizan para saber si una empresa está haciendo un uso eficiente de sus recursos. A mayores tasas, mayor rentabilidad. Buscamos que sea lo más elevada posible, y de no ser así, intentaremos buscar empresas que su ROIC haya ido incrementado los últimos 4-5 años, para de esa manera poder observar la buena evolución del negocio en cuestión

La interpretación es “libre”. La esencia es poner en relación los beneficios o retornos de la empresa (numerador) con los activos empleados para generar ese retorno (denominador)

También poner en consideración que el ROIC debe ser mayor que el WACC, ya que si no los proyectos financiados con préstamos no serían rentables

Lo más útil es comparar los ratios de la empresa frente a los mismo ratios de la misma en el pasado, de esa forma obtenemos el mejor indicador para ver los cambios que muestra el negocio

Captura_de_pantalla_2021-04-12_a_las_11.47.43-removebg-preview

El rendimiento del capital empleado (ROCE) es un ratio financiero que se puede utilizar para evaluar la rentabilidad y la eficiencia del capital de una empresa.

Se trata de una métrica para analizar la rentabilidad y comparar potencialmente los niveles de rentabilidad entre diferentes empresas de un mismo sector en términos de capital, no solo de patrimonio o de deuda como en ratios anteriores. Puede ser especialmente útil cuando se compara en empresas de sectores intensivos en capital, como por ejemplo, servicios de telecomunicaciones o servicios públicos

Obviamente, un ROCE más alto indica una mayor rentabilidad

Al igual que el ROIC, el ROCE también debe ser más alto que el WACC para que la empresa sea rentable a largo plazo

Bonus: Para las empresas que crecen n base a M&A es recomendable sumar en el denominador el goodwill